miércoles, 7 de diciembre de 2011

Random thoughts VII

Hizo un zig-zag y se topó con la plaza en la que solía ir cuando niño. Fue extraño. Se sentó bajo la sombra de un árbol y miró hacia el cielo despejado y brillante. En un abrir y cerrar de ojos estuvo en espacios-tiempos muy diferentes.  Al pasado, presente y futuro. Como replantearse las cosas, como pararse por un momento y pensar a dónde realmente quería ir. En ese trance vio cosas que ya no se ven más pero las cuales tuvo la suerte de ver pasar.
Se imaginó a ese árbol siendo testigo de los momentos más importantes de su vida. Desde la visión simplista nacimiento-niñez-adolescencia-adultez-vejez-muerte. Como si todo se resumiera en eso. Quizás el hecho de seguir cierto mandato ancestral hace que se limite a eso. Después de todo, hace miles de años que la humanidad se ha regido bajo esos parámetros. El crecer, conocer a alguien que nos acompañe en nuestra vida y dejar nuestro legado. En ese breve lapso de reflexión, juró no apresurarse más, a dejarse llevar por su instinto…ese mismo instinto que ha guiado a la Humanidad por miles de años.



Escrito por @AnImaginaryBoy